Martes 25 de Noviembre de 2014 | Ultima actualización 4:37 am
Seguinos en:

Córdoba: 16 boletas para elegir en las Paso.

Sólo tres partidos dirimirán la conformación de las listas. Pero la mayor atención pasa por el orden en el que se ubicarán.
Hoy será la segunda vez en la historia que se implementan las Primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (Paso), que en el caso de Córdoba definirá a los candidatos que en octubre competirán por nueve bancas de diputado nacional, la mitad de la representación de la provincia en la Cámara Baja nacional.
Compiten 11 fuerzas políticas que se verán reflejadas en 16 boletas. En sólo tres casos se dirime la conformación de la lista de candidatos en las primarias: Unión por Córdoba que presenta dos agrupaciones, la Unión Cívica Radical que presenta tres y el Encuentro Vecinal Córdoba, con otras tres.
Para ellos y para el resto, es necesario alcanzar el piso de 1,5 por ciento de los votos para estar en octubre, además del elemento clave que implicará el posicionamiento para las generales de octubre.
En Unión por Córdoba (UPC), la interna se dirime entre la lista encabezada por el exgobernador Juan Schiaretti y la que lidera el intendente de San Francisco, Martín Llaryora.
Schiaretti cuenta con el apoyo del gobernador, José Manuel de la Sota, y está secundado por la exlocutora de Cadena 3 Blanca Rossi, el presidente del Partido Justicialista, Carlos Caserio, y el extenista Agustín Calleri. La agrupación se denomina Movimiento de Unidad Peronista.
El exgobernador llega a las Paso como el precandidato mejor posicionado en las encuestas. Planteó la campaña con un mensaje de defensa de los intereses cordobeses ante las políticas del Gobierno nacional, con avisos publicitarios que apuntalan la idea de que Córdoba pudo hacer obras y crecer pese a los ataques del kirchnerismo, apelando en algunos casos al humor.
Ese fue el caso del spot televisivo que protagonizaron Schiaretti y De la Sota en el nuevo puente de Río Cuarto, en el que el gobernador le grita “¿tai bien, negro?” a un parapentista que queda enganchado en las estructuras del viaducto. Ese aviso terminó con polémica sobre la fuente de financiamiento de la obra, que fue ejecutada por la Provincia pero con fondos de la Dirección Nacional de Vialidad.
Por su parte, Llaryora encabeza el Frente Renovador. El intendente sanfrancisqueño llevó adelante su campaña con la promesa de la renovación generacional en el justicialismo, criticando por igual las políticas “aislacionistas” de De la Sota y las medidas económicas de la Nación.
Radicalismo. La Unión Cívica Radical presenta tres listas de precandidatos: Confluencia, que lleva como primer precandidato al diputado nacional Oscar Aguad, secundado por la intendenta de Quilino, Soledad Carrizo y con Diego Mestre en tercer lugar; Cambio Radical, encabezada por el exintendente de Río Cuarto Miguel Abella; e Identidad Radical, con el subsecretario de Tránsito de la Municipalidad de Córdoba, Dante Rossi, en el primer lugar de la boleta.
Aguad cuenta con el apoyo del intendente de Córdoba, Ramón Mestre, y las encuestas lo ubican en segundo lugar de la general. La agrupación busca posicionarse como la única capaz de poner límite al kirchnerismo, poniendo como ejemplo la actuación de Aguad en Diputados, y criticando a De la Sota por sus idas y vueltas en la relación con el Gobierno Nacional. En ese sentido, remarcan que en la elección de 2011 el justicialismo cordobés le entregó la lista de diputados nacionales al Frente para la Victoria y que en 2012 los diputados de UPC aprobaron el presupuesto nacional.
La lista de Abella hace campaña con mensajes de respeto a la Constitución Nacional y a las instituciones de la república. Hacia dentro del radicalismo, cuestiona a Aguad por presentarse para una re-reelección como diputado nacional cuando la Carta Orgánica de la UCR lo prohíbe.
Identidad Radical plantea la renovación generacional del radicalismo y un alineamiento con políticas progresistas.
Por su parte, el vecinalismo va dividido en tres listas: Refundación popular, encabezada por Nélida Chávez de Maders; Democracia en Libertad, con María Rosa Marcone como primer precandidata; y Gente Nueva, encabezada por Carlos Luques.
Listas únicas. El Frente para la Victoria, el Frente Progresista Cívico y Social, el PRO, la Coalición Cívica, el Frente de Izquierda, el Movimiento al Socialismo, Es Posible y Fuerza de la Gente presentaron listas únicas.
El kirchnerismo lleva en los dos primeros lugares a la exrectora de la Universidad Nacional de Córdoba Carolina Scotto y al exrector de la Universidad de Villa María Martín Gill. Con todo el apoyo del Gobierno nacional, y un discurso conciliador y dialoguista, la lista K parece llegar bien posicionada a las Paso como para pelear el tercer lugar.
La concejala Olga Riutort encabeza la lista de Fuerza de la Gente, con la intención de mantener los votos logrados en la elección a intendente de Córdoba en 2011. En esa votación Riutort logró el segundo lugar con un importante caudal de votos. Su posiciones políticas la situaron con algunas coincidencias con el Gobierno nacional.
El PRO lleva al exárbitro Héctor Baldassi como primer precandidato. El partido que lidera Mauricio Macri hizo campaña con un mensaje de renovación de la política. El juecismo propone la reelección como diputado nacional de Ernesto Martínez, quien en los cálculos previos parece lejos de retener el caudal electoral tanto de Luis Juez como del referente nacional Hermes Binner.
La Coalición Cívica lleva como precandidato al exsenador provincial Roberto Cucui.
En tanto, el Frente de Izquierda lleva a la legisladora provincial encabezando la lista, y el MAS a Eduardo Mullhall.
El exministro de Economía Domingo Cavallo encabeza la lista del Frente Es Posible, que hizo campaña con propuestas para controlar la inflación.
Fiscales por mesa
Sólo Unión por Córdoba y la UCR tienen garantizado tener fiscales en cada una de las 7.986 mesas que habrá en toda la provincia.
10% es el piso que tiene Unión por Córdoba para que la minoría pueda poner candidatos en la lista de octubre.
Se toma el total de votos de Unión por Córdoba. Superando el piso, el perdedor iría cuarto en la lista.
1,5 por ciento es el piso de votos que una lista debe obtener para pasar a octubre. Son aproximadamente 29 mil votos.
25 por ciento es el piso que tiene establecido por Carta Orgánica la UCR para las minorías. Son tres listas.
Para poder estar en la boleta de octubre, los sectores derrotados tienen un piso difícil de alcanzar.

Fuente: La Voz
boletas

Deja un comentario

VIDEOS DESTACADOS

COTIZACION DOLAR